ENVÍANOS UN MENSAJE

    DATOS DE CONTACTO

    Edificio Exchange
    66 Church St, Hartlepool TS24 7DN

    Llame al +44 (0) 1202 082 280
    Correo electrónico: support@vitality-pro.com

    HORARIO DE APERTURA

    De lunes a viernes: de 9.00 a 17.00 horas
    Sábados Cerrado
    Domingo: Cerrado Cerrado

    Puede ponerse en contacto con nosotros por correo electrónico durante las horas de cierre de las oficinas

    MANTÉNGASE EN CONTACTO

    ¿Qué es la quercetina? Beneficios, dosis y riesgos

    ¿Qué es la quercetina? Beneficios, dosis y riesgos
    28 de enero de 2022 Vitalidad Pro

    ¿Qué es la quercetina? Beneficios, dosis y riesgos

    La quercetina es uno de los flavonoides más estudiados en la ciencia moderna de la longevidad. Décadas de investigación avalan la capacidad de este potente compuesto vegetal para reducir la inflamación, prevenir infecciones y promover un envejecimiento saludable. Obtenga más información sobre la quercetina, una herramienta extraordinaria en la lucha contra el envejecimiento y las enfermedades relacionadas con la edad.

    ¿Qué es la quercetina?

    La quercetina es un potente compuesto vegetal que se encuentra en una gran variedad de alimentos, desde verduras de hoja verde hasta frutas y tés. Se clasifica como un flavonoide, que es una amplia subclase de polifenoles (sustancias químicas vegetales) que se sabe que aportan diversos beneficios para la salud a partir de décadas de investigación en células, animales y seres humanos.

    La quercetina es uno de los flavonoides más estudiados en el campo de la investigación sobre la longevidad. De hecho, una búsqueda rápida de este conocido compuesto vegetal en el sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina arroja más de 2.300 resultados. De esos resultados, 30 son ensayos clínicos.

    Muchos alimentos son ricos en este potente compuesto antienvejecimiento, como las bayas, los cítricos, las verduras de hoja verde e incluso el vino tinto.

    Las personas interesadas en complementar su dieta con altas dosis de quercetina disponen de diversos productos. Y como suplemento, la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. ha etiquetado la quercetina como ingrediente "generalmente reconocido como seguro" (GRAS).

    A pesar de ser un compuesto vegetal y de contar con la etiqueta GRAS de la FDA, varios estudios indican que la quercetina puede ser perjudicial para determinadas personas.

    Las personas con problemas renales, y especialmente las que toman medicamentos que pueden dañar los riñones, corren un riesgo especial.

    También se cree que la quercetina tiene efectos adversos cuando se combina con docenas de diferentes medicamentos recetados, incluyendo medicamentos para la hipertensión, diabetes, anticoagulantes, antipsicóticos, y más (ver Riesgos potenciales para la salud y efectos secundarios a continuación).

    Se cree que la quercetina tiene 3 mecanismos de acción clave. Entre ellos, el de antioxidante, antiinflamatorio y antivírico.

    Algunos estudios sugieren que la quercetina también puede ser un compuesto senolítico, pero se necesitan más investigaciones para validar tales afirmaciones.

    Beneficios y riesgos potenciales

    Descargo de responsabilidad: Consulte siempre a su médico antes de hacer cambios en su dieta o régimen de ejercicio, incluyendo el uso de suplementos como la quercetina. Especialmente las mujeres embarazadas, las que están amamantando y los niños deben consultar siempre a un médico antes de tomar suplementos o medicamentos.

    Resumen de los posibles beneficios de la quercetina para la salud:

    • Protección celular frente al estrés oxidativo
    • Reducción de la inflamación
    • Reducción de los síntomas del síndrome metabólico
    • Prevención de la obesidad
    • Prevención de la diabetes tipo 2
    • Mejora de la salud cerebral y la memoria
    • Mejor estado de ánimo
    • Reducción del riesgo de cáncer
    • Alivio de la alergia

    Resumen de los posibles riesgos y efectos secundarios:

    • Riesgo de daño renal agravado
    • Riesgo de reacciones adversas con los medicamentos recetados

    ¿Cómo actúa la quercetina?

    Los polifenoles representan una clase amplia y diversa de compuestos vegetales que han desempeñado un papel clave en la evolución humana durante miles de años. Dentro de esa clase se encuentra una potente subclase de fitoquímicos llamados flavonoides.

    Tras décadas de investigación, cada vez hay más pruebas de que los flavonoides tienen un efecto antioxidante, antiinflamatorio y anticancerígeno a nivel celular. Los estudios indican al menos 4 mecanismos de acción potenciales para este compuesto antienvejecimiento, entre ellos:

    • Reducción del estrés oxidativo
    • Reducir la inflamación y las enfermedades relacionadas
    • Funcionamiento como agente antiviral
    • Funciona potencialmente como senolítico

    Reducción del estrés oxidativo

    Como muchos flavonoides, la quercetina demuestra una gran eficacia como antioxidante. Este parece ser uno de los principales mecanismos de acción que impulsan la capacidad de este compuesto vegetal para promover la salud celular y la longevidad.

    Los antioxidantes desempeñan varias funciones, pero la que más a menudo se relaciona con la longevidad es su capacidad para reducir el estrés oxidativo. La estructura química única de la quercetina la convierte en un potente antioxidante capaz de hacer precisamente eso.

    En un artículo de 2019 publicado por la revista Molecules, los investigadores ilustraron la capacidad de la quercetina para neutralizar los radicales libres a medida que eran producidos por las mitocondrias, las centrales eléctricas que crean energía dentro de cada célula.

    Explican que la quercetina también parece promover el sistema antioxidante natural del organismo al interactuar con las vías de señalización NFRB, AMPK y MAPK dentro de la célula.

    La quercetina también ha demostrado en estudios con animales y células que favorece la síntesis de glutatión, un antioxidante vital que se produce en el organismo como línea de defensa contra el daño de los radicales libres.

    Este antioxidante vital es endógeno (es decir, se produce internamente) y desempeña un papel fundamental en la desintoxicación de los tejidos, la reducción del estrés oxidativo y la regulación del sistema inmunitario y el desarrollo de células sanas.

    Sin embargo, un estudio celular in vitro indica que la quercetina puede degradarse en un radical libre llamado semiquinona. Este estudio también indica que el ejercicio cardiovascular puede empeorar la degradación y causar daños en los tejidos y en el ADN.

    Hasta la fecha, los investigadores no se ponen de acuerdo sobre si la suplementación con altas dosis de quercetina ofrece un resultado neto positivo o negativo.

    Cualquier persona interesada en tomar suplementos de quercetina debe consultar a un médico, mantenerse al día de las últimas investigaciones y leer más en la sección Dosis y suplementos de quercetina que aparece a continuación.

    Reducir la inflamación y las enfermedades relacionadas

    Muchos estudios correlacionan la inflamación con el envejecimiento y las enfermedades relacionadas con la edad. De hecho, un artículo publicado en 2014 por The Journals of Gerontology, Series A: Biological Sciences and Medical Sciences acuñó el término " Inflamm-aging " para subrayar la importancia de este fenómeno e identificar los principales sistemas biológicos implicados.

    La investigación sobre la longevidad ha identificado varios de estos sistemas, y la quercetina parece tener un impacto beneficioso en al menos tres de ellos: NF-κB, MAKP y citoquinas del sistema inmunitario.

    NF-κB y MAKB son dos vías vitales de señalización celular. Se sabe que la primera induce la inflamación en respuesta al estrés ambiental, mientras que la segunda es una red de proteínas que facilita la comunicación dentro de las células. La quercetina parece suprimir cada una de ellas, reduciendo así la aparición y propagación de la inflamación.

    La inflamación también está mediada por el sistema inmunitario mediante el uso de unas proteínas únicas denominadas citoquinas. Algunas citoquinas son proinflamatorias, mientras que otras son antiinflamatorias.

    Las investigaciones demuestran que las citocinas proinflamatorias pueden empeorar la enfermedad y la infección, mientras que las antiinflamatorias pueden atenuar los síntomas.

    Sorprendentemente, se ha demostrado que la quercetina disminuye las citocinas proinflamatorias al tiempo que aumenta las citocinas antiinflamatorias asociadas a la cicatrización.

    Funcionamiento como agente antiviral

    Varios estudios indican que la quercetina tiene propiedades antivirales potenciales. En un artículo publicado en la revista Frontiers in Immunology, los investigadores atribuyen el potencial antivírico de la quercetina a su capacidad para suprimir y/o prevenir las siguientes enzimas y actividades de replicación en las células víricas:

    • Polimerasas
    • Proteasas
    • Transcriptasa inversa
    • ADN girasa
    • Unión de proteínas de la cápside vírica

    Cada uno de los procesos mencionados desempeña un papel en la replicación y propagación virales. Por ejemplo, la polimerasa es una enzima necesaria para copiar y ensamblar tanto el ADN como el ARN.

    Esta reacción en cadena se denomina reacción en cadena de la polimerasa, o PCR, un acrónimo ampliamente utilizado para describir el tipo de prueba COVID-19 que busca signos de esta reacción para identificar el virus.

    Funciona potencialmente como senolítico

    Cabe señalar que existen investigaciones contradictorias sobre el potencial de la quercetina como senolítico. Se cree que este tipo de compuestos favorecen la longevidad al regular el envejecimiento celular saludable y la senescencia.

    Hasta la fecha, la investigación es mixta. En 2018, un estudio basado en células indicó que la quercetina tenía un impacto nulo en la senescencia celular.

    En 2020, los investigadores descubrieron lo contrario. Muchos más estudios ofrecen pruebas no concluyentes, lo que indica que la verdad podría estar en algún punto intermedio. De cara al futuro, será emocionante ver si la quercetina sigue mostrándose prometedora como compuesto senolítico en ensayos con humanos.

    ¿Qué alimentos contienen quercetina de forma natural?

    Según la información publicada por el Centro de Extensión Cooperativa para la Investigación en Salud y Nutrición de la Universidad de California Davis, las fuentes alimentarias más potentes de quercetina incluyen las siguientes frutas, verduras y bebidas comunes.

    Nota: El contenido de quercetina se expresa en miligramos totales por 100 gramos de alimento/bebida:

    • Cebollas: 21,42 mg
    • Col rizada: 7,71 mg
    • Cebollino: 4,77 mg
    • Peras: 4,51 mg
    • Manzanas: 4,27 mg
    • Tomates cherry: 2,76 mg
    • Arándanos: 2,76 mg
    • Té: 2,74 mg*.
    • Grosella blanca: 2,68 mg
    • Cerezas dulces: 2,64 mg
    • Brécol: 2,51 mg
    • Albaricoques: 2,08 mg
    • Uvas rojas: 1,38 mg
    • Habas: 0,55 mg
    • Puerros: 0,10 mg

    *Variedad específica de té no mencionada en la publicación citada. Sin embargo, el té verde y el té negro se encuentran entre las variedades más estudiadas debido a sus elevadas concentraciones de polifenoles.

    Según una investigación publicada por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, el té verde y el té negro preparados contienen unos 2,69 mg y 2,19 mg de quercetina por cada 100 gramos, respectivamente.

    En la misma publicación, el USDA también menciona que no se sabe que la descafeinación y la fermentación afecten a los niveles de flavonoides.

    Dosis y suplementos de quercetina

    Descargo de responsabilidad: Consulte siempre a su médico antes de hacer cambios en su dieta o régimen de ejercicio, incluyendo el uso de suplementos como la quercetina.

    Dosificación

    La dosis típica oscila entre 500 mg y 1.000 mg al día. Los suplementos individuales de quercetina pueden variar.

    Frecuencia

    En general, la quercetina se considera segura en dosis diarias de hasta 1.000 mg durante 12 semanas. Sin embargo, no se dispone de datos de uso en concentraciones superiores y/o duraciones más prolongadas.

    Frecuencia

    En general, la quercetina se considera segura en dosis diarias de hasta 1.000 mg durante 12 semanas. Sin embargo, no se dispone de datos de uso en concentraciones superiores y/o duraciones más prolongadas.

    Absorción

    La quercetina se caracteriza por una absorción oral relativamente pobre. Sin embargo, se ha demostrado que la combinación de quercetina con una lecitina de origen alimentario multiplica por 20 su absorción. Se trata de una agrupación habitual en los suplementos de quercetina, al igual que la administración de quercetina en una matriz liposomal (a base de grasa) para mejorar la absorción.

    Posibles beneficios de la quercetina para la salud

    La quercetina es uno de los flavonoides más estudiados del planeta. Sin embargo, la mayoría de las investigaciones realizadas hasta la fecha se han basado en modelos celulares y animales. Por este motivo, la quercetina debe tomarse con precaución.

    Muchos investigadores se muestran escépticos ante la posibilidad de que los beneficios para la salud observados en cultivos celulares puedan reproducirse en humanos.

    Descargo de responsabilidad: Consulte siempre a su médico antes de hacer cambios en su dieta o régimen de ejercicio, incluyendo el uso de suplementos como la quercetina.

    Prevención y alivio de las infecciones víricas

    Como ya se ha señalado, la quercetina presenta varias propiedades antivirales clave, como la inhibición de la polimerasa y la proteasa. Las mismas propiedades antivirales parecen hacer de la quercetina una herramienta prometedora en la lucha contra otros tipos de infecciones víricas.

    En un estudio celular realizado en 2020, la quercetina pareció inhibir la propagación del herpesvirus humano. Otro estudio basado en células indica que la quercetina también puede prevenir la propagación del hRSV, o virus sincitial respiratorio humano.

    Este hallazgo es especialmente alentador, ya que los autores señalan que el VRSh es una de las infecciones respiratorias que más hospitalizaciones provoca entre los niños pequeños y los ancianos.

    Protección celular frente al estrés oxidativo

    Al igual que el fuego produce humo, la actividad celular produce radicales libres. Estas moléculas nocivas son intrínsecamente inestables y crean un estado de estrés oxidativo dentro de las células.

    El daño a los lípidos, las proteínas y el ADN son sólo algunas de las consecuencias del estrés oxidativo prolongado. Afortunadamente, la naturaleza dispone de un mecanismo para restablecer el equilibrio: Los antioxidantes.

    Los antioxidantes tienen la notable capacidad de neutralizar los radicales libres antes de que causen daños. Algunos son producidos por el organismo, mientras que otros pueden consumirse en forma de vitaminas y otros fitonutrientes, como la quercetina.

    Y cuando se trata de potencial antioxidante, la quercetina es excepcional. En 2011, una investigación publicada en la serie de libros Advances in Experimental Medicine and Biology demostró que este flavonoide tiene más del triple de capacidad antioxidante total (TAC) que la curcumina.

    En otros estudios, la quercetina demostró su capacidad para aumentar las enzimas antioxidantes en los glóbulos rojos, prevenir los daños en el ADN y favorecer su reparación.

    Además de las actividades enumeradas anteriormente, se ha demostrado que la quercetina fomenta la producción natural del organismo de otros antioxidantes endógenos para ayudar aún más a reducir el estrés oxidativo, reforzar la inmunidad y regular la reproducción celular sana y la longevidad.

    Reducción de la inflamación

    En un estudio basado en células, se demostró que la quercetina reduce la inflamación al inhibir las vías y los mensajeros químicos que se sabe que provocan una respuesta inflamatoria. Cuatro hallazgos clave de este estudio incluyen:

    • La quercetina parece bloquear la activación de NF-κB, una red de señalización crítica que modula la respuesta inflamatoria humana. NF-κB es una vía proinflamatoria que se activa en momentos de estrés.
    • La quercetina parece regular a la baja esta vía, ayudando a aliviar la respuesta al estrés y a reducir la inflamación correspondiente.
    • La quercetina también parece bloquear la vía MAKP. MAKP puede considerarse como un interruptor de encendido/apagado que permite a una célula comunicarse con sus vecinas.
    • Al mantener esta vía "apagada", la quercetina parece inhibir la propagación de señales inflamatorias de célula a célula.
    • La quercetina también parece suprimir ciertas citoquinas inflamatorias, concretamente la IL-1β y la IL-6.
    • El sistema inmunitario utiliza estos mensajeros químicos para inducir la inflamación; al suprimirlos, se cree que la quercetina actúa como antiinflamatorio.
    • Por último, la quercetina parece promover una citocina antiinflamatoria llamada IL-10. Las citocinas antiinflamatorias funcionan de forma opuesta a las citocinas descritas anteriormente, actuando para reducir la inflamación y favorecer la cicatrización.

    Reducción de los síntomas del síndrome metabólico

    El síndrome metabólico se caracteriza por hipertensión arterial, azúcar en sangre, colesterol y grasa corporal.

    El síndrome metabólico suele ser progresivo, ya que los síntomas empeoran con el tiempo. Juntas, estas afecciones aumentan el riesgo de enfermedad cardiovascular, ictus y diabetes de tipo 2.

    Un metaanálisis de 2021 de artículos de investigación sobre el síndrome metabólico muestra pruebas de que la quercetina mejora elementos críticos del metabolismo saludable. Según el análisis, la quercetina puede reducir los niveles de glucosa en sangre, la presión arterial, la resistencia a la insulina y las tasas de obesidad.

    En otro estudio basado en células, la quercetina también demostró ser un inhibidor eficaz de la oxidación del colesterol LDL ("malo").

    Se trata de un hallazgo clave, ya que se sabe que la oxidación de las LDL causa estragos en el sistema cardiovascular, aumentando la incidencia de la inflamación, la aterosclerosis, los coágulos sanguíneos y el riesgo de infarto.

    Prevención de la obesidad

    Según el Journal of the American Medical Association, la obesidad mata a unos 280.000 estadounidenses cada año.

    Además de reducir las calorías, las dietas vegetales aportan una amplia gama de fitonutrientes contra la obesidad. La quercetina es uno de ellos.

    En 2008, los investigadores descubrieron que la quercetina tenía la capacidad de mediar en las redes AMPK y MAPK, dos vías de señalización clave que influyen en la actividad celular y la inflamación.

    Al hacerlo, la quercetina demostró la capacidad de ralentizar la adipogénesis, el proceso por el que las células grasas se desarrollan y acumulan en el organismo.

    En un estudio de 2015 en el que participaron modelos celulares y animales, la quercetina volvió a demostrar su capacidad para suprimir tanto la creación como la acumulación de tejido adiposo mediante la regulación a la baja de la vía de señalización MAPK.

    Como resultado, los ratones que recibieron quercetina experimentaron un asombroso descenso del 40% en su peso corporal. Al comentar el estudio, los investigadores señalaron que "la quercetina puede representar un agente terapéutico potencial para otros trastornos metabólicos" y sugieren que se siga investigando en humanos.

    En otro estudio basado en células, se descubrió que la quercetina derivada de la cebolla convertía el tejido adiposo blanco en tejido adiposo marrón.

    La investigación moderna sobre la longevidad se ha interesado cada vez más por el papel del tejido adiposo marrón en la prevención de la obesidad y las enfermedades relacionadas. En un artículo publicado en MayoClinic.org, el doctor Donald Hensrud explica que la grasa parda se activa cuando el ser humano siente frío, tiene más mitocondrias que el tejido adiposo normal y , cuando se activa, tiene la capacidad única de quemar el exceso de grasa almacenada en el organismo.

    Además de mantener el calor, este proceso también aumenta la utilización total de grasas, lo que puede evitar la acumulación excesiva que conduce a la obesidad.

    Los investigadores también han señalado que la grasa parda puede "aumentar la termogénesis y ayudar a conseguir una pérdida de peso duradera y un perfil metabólico mejorado".

    Prevención de la diabetes tipo 2

    Como se ha señalado anteriormente, el metaanálisis de la investigación sobre el síndrome metabólico destaca el potencial de la quercetina para estabilizar el azúcar en sangre y reducir la incidencia de la resistencia a la insulina. A su vez, estos beneficios potenciales pueden prevenir la aparición de la diabetes de tipo 2. Pero, ¿cómo?

    Un estudio de 2017 basado en células arroja luz sobre este mecanismo, explicando que la quercetina inhibe la utilización de la glucosa en el intestino y la aumenta en los tejidos periféricos.

    Aunque los resultados son prometedores, los autores del estudio advierten de que se necesitan ensayos en humanos para seguir explorando el potencial antidiabético de la quercetina en humanos.

    Y aunque se necesitan ensayos con humanos, los estudios con animales ya son prometedores. Una revisión sistemática de la literatura sobre la quercetina publicada por la revista Biomedicine and Pharmacology aporta pruebas sustanciales de estudios con roedores que indican la capacidad de la quercetina para mejorar los síntomas de los roedores con diabetes.

    Mejora de la salud cerebral y la memoria

    La quercetina también se ha mostrado prometedora como neuroprotector en diversos estudios basados en células y en animales. En una revisión de 2018 de dichos estudios, se identificaron las siguientes vías y receptores como posibles mecanismos de acción:

    Más recientemente, un artículo publicado en la edición de noviembre de 2021 de Scientific Report señalaba a la quercetina como posible terapéutica en la lucha contra la enfermedad de Alzheimer.

    Mejor estado de ánimo

    La quercetina también puede ayudar a mejorar el estado de ánimo. En general, se cree que los flavonoides de origen vegetal influyen en el estado de ánimo y la función cognitiva a través de dos mecanismos principales: Alterando la activación de las quinasas cerebrales y la comunicación neuronal, y actuando como agonista del receptor A1 de la adenosina.

    Para contextualizar, consideremos que la cafeína es quizá el agonista de la adenosina más común en el mundo occidental. Al igual que una taza de café o té caliente produce una sutil elevación del estado de ánimo, lo mismo ocurre con la quercetina, al menos en estudios con animales.

    Un estudio amplió este hallazgo, demostrando la capacidad de la quercetina para aliviar los síntomas de la depresión en roedores.

    Además, la quercetina parece tener un efecto ansiolítico en al menos otro estudio con roedores. Al comentar los resultados, los investigadores atribuyen los efectos a la capacidad de la quercetina para reducir la inflamación y modular el factor neurotrófico derivado del cerebro (BDNF), aliviando así los comportamientos similares a la ansiedad.

    Reducción del riesgo de cáncer

    La quercetina también puede ayudar a reducir el riesgo de cáncer al detener su propagación. En un estudio publicado por la revista Nature, se descubrió que la quercetina potencia ciertos fármacos que inhiben la proliferación de las células cancerosas.

    Aunque esto no significa que la quercetina por sí sola pueda detener la progresión del cáncer, sí indica el potencial del compuesto para desempeñar un papel en el aumento de los tratamientos contra el cáncer existentes.

    En 2011, un estudio basado en células de quercetina demostró un medio más directo de prevenir la propagación del cáncer. Al estudiar células de cáncer de mama, los investigadores descubrieron que la quercetina "suprime significativamente" la expresión del ARNm y la proteína COX-2, impidiendo así el crecimiento y la proliferación celular.

    La quercetina también resulta prometedora como potente antioxidante y antiinflamatorio natural, como se ilustra en la sección Cómo actúa la quercetina.

    A través de estos mecanismos de acción, el compuesto vegetal puede reducir indirectamente el riesgo de cáncer al favorecer la longevidad celular, reducir el estrés oxidativo y regular el sistema inmunitario.

    Alivio de la alergia

    La quercetina también es capaz de reducir la respuesta alérgica. En un artículo de 2016 publicado por la revista Molecules, los autores señalan que la quercetina puede detener la activación de los mastocitos, un tipo de célula inmunitaria, y puede ralentizar e incluso detener la liberación de histamina, una sustancia química del sistema inmunitario que desencadena una respuesta alérgica. La quercetina también suprime las moléculas inflamatorias (interleucinas IL-4 e IL-13) al detener ciertos componentes clave del sistema de respuesta alérgica del organismo. A través de estos mecanismos, la quercetina puede ayudar al sistema inmunitario a calmarse y no reaccionar de forma exagerada ante los desencadenantes de la alergia.

    Posibles riesgos para la salud y efectos secundarios

    La quercetina es un compuesto vegetal que suele ingerirse en pequeñas cantidades como parte de una dieta sana basada en plantas. Como se ha indicado anteriormente, la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. considera que este compuesto es generalmente seguro.

    Sin embargo, tomar altas dosis de quercetina durante largos periodos de tiempo puede tener ciertos riesgos y efectos secundarios. Se necesitan más investigaciones para determinar cuáles son esos efectos secundarios.

    Las personas siempre deben consultar a un médico antes de tomar un nuevo suplemento, y esto es especialmente importante cuando se combinan nuevos suplementos con medicamentos existentes.

    En estudios con animales, se ha demostrado que la quercetina agrava el daño renal. Esto es particularmente peligroso para las personas que actualmente toman medicamentos recetados que se sabe que son perjudiciales para los riñones.

    La quercetina presenta varias reacciones adversas con medicamentos de prescripción común, incluyendo:

    Nueva investigación sobre la quercetina 2023

    Una nueva investigación publicada en la revista Sec. Cancer Immunity and Immunotherapy en 2023 ha revisado los posibles efectos anticancerígenos de la quercetina en los cánceres de pulmón, sangre y próstata.

    La importante revisión descubrió que la quercetina -un bioflavonoide primario de la dieta humana- tiene notables efectos antiinflamatorios y quimiopreventivos y puede impedir la progresión del cáncer al regular a la baja una serie de proteínas y sistemas de retroalimentación. Estas proteínas y sistemas de retroalimentación incluyen las proteínas p53 mutantes, la detención de la fase G1 y la inhibición de la tirosina quinasa. También incluyen la regulación a la baja de las proteínas de supervivencia celular, proliferativas y antiapoptóticas, la detención de la fase G1 y la regulación a la baja de las proteínas de supervivencia celular, proliferativas y antiapoptóticas.

    Otro metaanálisis sobre el potencial de la quercetina para tratar a pacientes con COVID-19 descubrió que el flavonoide disminuía el riesgo de que los pacientes ingresaran en cuidados intensivos y reducía la incidencia de hospitalización, pero no reducía el riesgo de mortalidad por todas las causas ni las tasas de recuperación. Los investigadores señalaron que la quercetina puede beneficiar a los pacientes con COVID-19, sobre todo cuando se administra en forma de fitosoma para mejorar su biodisponibilidad, aunque se necesitan más investigaciones para confirmar los resultados.

    Conclusiones: La quercetina es una herramienta potencialmente poderosa para la longevidad

    Los flavonoides como la quercetina son herramientas vitales en la lucha contra el envejecimiento y las enfermedades relacionadas con la edad. Décadas de estudios en células, animales y humanos avalan la eficacia de la quercetina como potente antioxidante, antiinflamatorio y antiviral.

    Sorprendentemente, este fitoquímico único se muestra excepcionalmente prometedor como tratamiento para reducir los síntomas y prevenir las infecciones.

    Aunque algunos estudios indican que la quercetina es tóxica en dosis elevadas durante periodos prolongados, la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA) considera este suplemento "generalmente seguro". En general, las perspectivas son positivas, y será emocionante ver qué nos enseñan los futuros ensayos clínicos sobre este potente compuesto de la longevidad.

    Si tiene alguna pregunta sobre este artículo, o desea presentarlo, póngase en contacto con support@vitality-pro.com.

    Glosario de términos

    Proteínas antiapoptóticas: Proteínas que inhiben la muerte celular programada y permiten el crecimiento y la proliferación de células cancerosas.

    Biodisponibilidad: Porcentaje de un compuesto o sustancia que es capaz de alcanzar la circulación sistémica tras su ingestión.

    Bioflavonoides: También conocidos como flavonoides, los bioflavonoides son metabolitos secundarios polifenólicos que se encuentran en diversas fuentes vegetales.

    Quimiopreventivo: Relativo a cualquier compuesto o sustancia que pueda impedir el desarrollo y la progresión de los cánceres.

    Presión arterial diastólica: Indicación del nivel de presión arterial en las arterias mientras el corazón está en reposo entre latidos.

    Radicales libres: Átomos inestables capaces de provocar daños celulares y acelerar la aparición del envejecimiento y las enfermedades.

    Detención de la fase G1: La fase G1 es la primera de las cuatro fases del ciclo celular presentes en la división celular. En la fase G1, las células producen proteínas y ARNm para prepararse para la mitosis. La detención de la fase G1 se refiere a la prevención de esta fase de la división celular.

    Proteínas P53 mutantes: Estas proteínas impiden los mecanismos autofágicos en las células, protegiendo eficazmente a las células cancerosas y permitiéndoles proliferar.

    Tensión arterial sistólica: Medida del nivel de presión presente en las arterias mientras late el corazón.

    Tirosina cinasa: Enzima celular que actúa como un "interruptor" para activar o desactivar funciones celulares.

    • $32 - o suscríbase y ahorre 5%

      Quercetina

      La quercetina es un potente compuesto vegetal que se encuentra en diversos alimentos, desde verduras de hoja verde hasta frutas y tés. Se trata de un flavonoide, una amplia subclase de polifenoles (sustancias químicas de las plantas) que, según décadas de investigación en células, animales y humanos, aporta múltiples beneficios para la salud.
      • Quercetina (500 mg) por cápsula
      • 90 cápsulas por frasco
      • Quercetina natural derivada de la Sophora Japonica
      • Ingredientes naturales
      • Pureza comprobada por un laboratorio externo - se adjuntan certificados
      • No contiene OMG, colorantes artificiales, conservantes, aromas ni alérgenos
      • Apto para veganos
      • Envases 100% biodegradables
      Para obtener los mejores resultados, tomar 1-2 cápsulas al día con una comida sana rica en grasas, o según las indicaciones de su profesional de la salud. Esto equivale a 500 mg - 1000 mg de quercetina. Para más información sobre la quercetina, haga clic aquí. Ingredientes adicionales: Celulosa vegetal (cápsula), celulosa microcristalina, concentrado de arroz. *Todos los productos Vitality Pro son fabricados y probados por terceros según las normas GMP y la certificación de calidad ISO 9001:2015.
      $32 - o suscríbase y ahorre 5%
      $32 - o suscríbase y ahorre 5%